17.4 C
Las Palmas
25 abril 2024 5:59 am

Directo

El Ejército de Israel asalta el Hospital Al Shifa y habla de una “operación precisa” contra Hamás

Israel dice que no ha habido disparos dentro del hospital mientras que autoridades gazatíes aseguran que los militares han abierto fuego dentro de las habitaciones de los pacientes lo que consideran un crimen de guerra

Informa: María Mendoza Jorge

El Ejército de Israel lanzado este miércoles un asalto contra el Hospital Al Shifa, el más grande en la Franja de Gaza, en lo que ha descrito como una «operación precisa y selectiva» contra el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), al que acusa de usar las instalaciones para fines militares, en el marco de las hostilidades tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el grupo islamista palestino.

«Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) están llevando a cabo una operación precisa y selectiva contra Hamás en una zona específica del Hospital Al Shifa, basándose en información de Inteligencia y en una necesidad operativa. La dirección del hospital fue informada con antelación de la entrada al complejo«, ha informado el Ejército israelí en un comunicado.

Así, ha recalcado que entre las fuerzas participantes en el asalto figuran «equipos médicos y personas que hablan árabe, que han recibido entrenamiento específico para prepararse para este ambiente complejo y sensible con la intención de no causar daños a los civiles usados por Hamás como escudos humanos».

Israel ataca hospital Gaza. Reuters
Imagen. Reuters

Objetivo según Israel: «Derrotar a Hamás y liberar a los secuestrados»

El Ejército de Israel ha reiterado que la ofensiva busca «derrotar a Hamás y liberar a los secuestrados» y ha subrayado que «Israel está en guerra con Hamás, no con los civiles en Gaza», al tiempo que ha abundado en sus acusaciones con el grupo por su «uso militar» del hospital.

«Durante las últimas semanas, el Ejército de Israel ha advertido públicamente en numerosas ocasiones de que el continuado uso militar de Al Shifa por parte de Hamás pone en peligro su estatus protegido para el Derecho Internacional y dio mucho tiempo para detener este abuso ilegal del hospital», ha argumentado.

De esta forma, ha indicado que trasladó el martes a las autoridades de Gaza que «todas las acciones militares en el interior del hospital tenían que terminar en doce horas». «Desafortunadamente no ha sido así», ha dicho, antes de pedir a los «terroristas de Hamás» que están en el centro que «se rindan» y defender que «ha facilitado evacuaciones a gran escala del hospital».

Posteriormente, ha indicado que la operación «sigue en marcha» y ha añadido que han entregado «incubadoras, papilla y suministros médicos». «Nuestros equipos médicos y soldados araboparlantes están sobre el terreno para garantizar que estos suministros llegan a quienes los necesitan«, ha explicado.

Además, ha sostenido que los militares operan «de forma selectiva» en el interior del hospital, en el marco de «un marco complejo». «Hay información de Inteligencia que apunta a actividad terrorista de la organización terrorista Hamás», ha reiterado en un comunicado publicado en su página web.

«Antes de entrar al hospital, nuestras fuerzas han hallado explosivos y escuadrones terroristas, lo que ha desencadenado unos enfrentamientos en los que varios terroristas han sido eliminados», ha señalado, sin dar más detalles sobre el número de muertos o las posibles bajas entre los militares israelíes.

Entrada de militares en varios departamentos

Por su parte, el director de los hospitales de Gaza, Muhamad Zaqut, ha señalado en declaraciones concedidas a la cadena de televisión qatarí Al Yazira que los militares israelíes han entrado en varios departamentos del hospital, incluidos los de cirugías y emergencias.

«No se ha disparado ni una sola bala desde el interior del hospital durante la irrupción de las fuerzas de ocupación en el complejo«, ha manifestado, antes de denunciar que los soldados han abierto fuego contra las personas que intentaron abandonar uno de los pasillos.

Asimismo, el portavoz del Ministerio de Sanidad gazatí, Ashraf al Qidra, ha recalcado que «decenas» de soldados han entrado en el departamento de emergencias, al tiempo que ha agregado que varios carros de combate han entrado en el complejo, en el marco de una operación destinada a hallar túneles y centros de mano de Hamás que, según Israel, hay debajo de las instalaciones.

El director general de la Oficina de Medios del Gobierno, Ismail al Zauabta, ha informado de que los militares israelíes han irrumpido en el hospital y han abierto fuego dentro de las habitaciones de los pacientes: «Lo que la ocupación está haciendo en el Hospital Al Shifa es un crimen de guerra», ha aseverado.

El Ministerio de Sanidad de Gaza, controlado por Hamás, ha comunicado que decenas de militares han entrado al edificio del departamento de emergencias, mientras que tanques israelíes han entrado al campus del complejo médico.

«No hay nada que justifique disparar dentro de un hospital, ya que no hay ningún tipo de resistencia presente en él. Lo que está haciendo la ocupación israelí constituye terrorismo contra quienes se encuentran en el complejo», ha agregado.

Denuncias de Hamás

Hamás ha declarado que «responsabiliza plenamente» a Israel y al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, del ataque del Ejército israelí en el hospital de Al Shifa, que ha calificado de «brutal crimen», y ha recordado que las instalaciones médicas están protegidas por el Convenio de Ginebra relativo a la protección de personas civiles en tiempos de guerra.

Así, ha criticado que altos cargos del Gobierno estadounidense se hayan hecho eco de la «falsa narrativa» de Israel y hayan afirmado que las milicias utilizan dicho hospital con fines militares, lo que consideran «luz verde» para que el Ejército israelí cometa «más masacres contra civiles con el objetivo de desplazarlos del norte al sur, completando el plan de ocupación para desplazar» a los palestinos, «tal y como han declarado muchos ministros» israelíes.

El asedio del hospital de Al Shifa se inició hace más de cuatro días y ha derivado en el colapso definitivo de la atención médica, después de que el centro haya confirmado que ya ha suspendido sus actividades por falta de suministros. De hecho, según Naciones Unidas, en toda la zona norte de la Franja ya sólo opera un hospital, mientras que el personal del hospital ha comenzado a excavar una fosa común dentro de las instalaciones para enterrar a quienes vayan falleciendo, ante la aparente imposibilidad de abandonar la zona.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU estima que en Al Shifa quedarían al menos 600 pacientes, entre 200 y 500 trabajadores y 1.500 desplazados. Personal del centro ha denunciado un bloqueo por parte de militares y la muerte de pacientes en estos últimos días: serían ya más de 30, entre ellos tres bebés prematuros.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias