20.4 C
Las Palmas
13 agosto 2022 9:46 am

Directo

Lanzan un proyecto para la detección con perros de la termita invasora en Canarias

José Antonio Valbuena, consejero de Transición ecológica, ha destacado que de confirmarse la idoneidad de los perros adiestrados en la localización de las termitas subterráneas supondría una gran ayuda en los trabajos de erradicación

José Antonio Valbuena, consejero de Transición ecológica, ha destacado que de confirmarse la idoneidad de los perros adiestrados en la localización de las termitas subterráneas supondría una gran ayuda en los trabajos de erradicación de esta especie invasora
Termitas subterráneas / Gobierno de Canarias

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, ha puesto en marcha un proyecto piloto. Este proyecto determinará la eficacia de perros entrenados para la detección de la termita subterránea invasora. Esta especie fue detectada por primera vez en 2010 en la isla de Tenerife y en cuya erradicación se trabaja desde 2019.

El responsable del Departamento autonómico, José Antonio Valbuena, señaló que, «la utilización de perros servirá para aportar información que permita mejorar la efectividad de la erradicación de la plaga». Además de «disminuir considerablemente los tiempos empleados en la detección, minimizar el gasto, ahorrar medios y recabar datos de localización y puntos calientes de esta especie invasora”.

Valbuena indicó que desde 2019 se ha puesto en marcha un plan de actuación y, desde entonces, se han empezado a realizar acciones, tanto administrativas como sobre el terreno.

Se dividirá en tres fases

El viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático y Transición Ecológica, Miguel Ángel Pérez, explicó que “este problema se lleva arrastrando en Tenerife desde 2010 y es de total importancia poner fin a la termita para evitar que se expanda al resto de islas”.

Los trabajos cuentan con un presupuesto aproximado de 15.000 euros y se llevará a cabo en tres fases con una duración total de doce meses.

La primera fase dura de 45 a 60 días. En ella, se prepara a los perros para realizar un marcaje pasivo sobre el foco de olor, discriminando cualquier otro estímulo externo. Del mismo modo, se trabaja en la asociación y discriminación para que los cánidos logren un alto nivel de precisión en la diferenciación de las termitas de otras plagas. Y, por último, de los factores ambientales que se encuentran de forma habitual en la misma ubicación, como hormigas, cucarachas, gusanos o moho, entre otros. Todo ello se refuerza con una frecuencia olfativa elevada que ayuda a maximizar los resultados positivos.

Numerosas «Reticulitermes flavipes» / Gobierno de Canarias

Contará con un presupuesto de 15.000 euros

La segunda fase supone el inicio del trabajo de campo. Habrán rastreos en zonas donde ya se conoce la existencia de las termitas para reforzar los marcajes positivos. En la tercera fase, pasarán al trabajo de campo en zonas no localizadas. En estas dos fases se procederá a la toma de datos que ayuden a determinar la eficacia de la detección canina como ayuda en la erradicación de la termita subterránea.

Termita invasora en Canarias

Reticulitermes flavipes, más conocida como termita subterránea invasora, es una especie que ya se encuentra catalogada como especie exótica invasora en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Asimismo, a nivel mundial, está considerada como una especie con alto potencial invasor que puede causar graves daños económicos y medioambientales.

Esta especie es originaria de América y fue detectada en Tenerife, en un grupo de viviendas en el municipio de Tacoronte. A lo largo de la década se ha ido extendiendo hasta alcanzar la gran superficie que abarca esta plaga.

En Canarias, esta especie se está comportando de forma más amenazadora y formando colonias mucho más numerosas y extensas que en otros lugares. Además, se ha visto que son capaces de alimentarse de la vegetación autóctona.

Relacionadas

Otras Noticias