22.4 C
Las Palmas
28 septiembre 2022 8:58 pm

Directo

Las inundaciones en Pakistán dejan ya más de 1.000 muertos en medio de un escenario catastrófico

Treinta millones de personas están sin techo tras las inundaciones en Pakistán, medio millón en campamentos de ayuda. Los daños materiales ascienden a los 3.000 millones de euros

Las inundaciones en Pakistán dejan ya más de 1.000 muertos en medio de un escenario catastrófico
Las inundaciones en Pakistán dejan ya más de 1.000 muertos en medio de un escenario catastrófico

Las autoridades paquistaníes han confirmado los peores pronósticos y han elevado por encima del millar los fallecidos en las inundaciones que llevan semanas azotando Pakistán por las lluvias torrenciales. Precipitaciones especialmente catastróficas en la provincia de Sindh, en el sur del territorio nacional.

La Autoridad Nacional para la Gestión de Desastres (NDMA) ha verificado 1.033 fallecidos y 1.527 heridos desde el 14 de junio. De ellos, 119 personas han muerto (76 en Sindh) y 71 han resultado heridas en las últimas horas.

Los daños materiales ascienden a unos 3.000 millones de euros. Casi 950.000 viviendas han quedado parcial o totalmente destruidas, más de 720.000 cabezas de ganado han muerto, hay daños en casi 3.500 kilómetros de carreteras y casi 150 puentes han acabado colapsados.

Las inundaciones han afectado a 110 municipios del país, 72 de los cuales han sido declarados zona calamitosa. Los afectados directos por las lluvias ascienden a 5,7 millones, pero contando toda la situación general, unas 33 millones de personas se han visto amenazadas.

La situación más grave atañe a las 498.000 personas que ahora han sido trasladadas a campamentos de socorro, entre ellas un total de 51.000 rescatados, aproximadamente, de acuerdo con el balance recogido por la cadena Geo TV.

Aumento de las precipitaciones en un 241%

Según la NDMA, Pakistán recibió 166,8 mm de lluvia en agosto, en comparación con el promedio de 48 mm, un aumento del 241%. En consecuencia, se han sucedido las inundaciones repentinas en todo el país, particularmente en la parte sur de Pakistán y concretamente en Sindh. Allí, más de una veintena de municipios han quedado sumergidos.

La ministra de Cambio Climático, Sherry Rehman, ha confirmado en las últimas horas la apertura de una «sala de guerra» encabezada por el primer ministro, Shabhaz Sharif, para enfrentarse a estas «lluvias monstruosas».

«Pakistán está pasando por su octavo ciclo de monzones; normalmente el país tiene solo tres o cuatro ciclos de lluvia monzónica. Esto no tiene precedentes y los datos que barajamos nos dan a entender que podríamos atravesar otro noveno ciclo el mes que viene», ha declarado.

Relacionadas

Otras Noticias