17.4 C
Las Palmas
3 diciembre 2022 8:00 pm

Directo

Las plagas preocupan a los agricultores canarios

Las plagas de la ‘tuta absoluta’ y la ‘polilla guatemalteca’ amenazan los cultivos de tomates y papas en Gran Canaria. La ‘avispilla’, de origen asiático, afecta a las plantaciones de castañas en La Palma y Tenerife

RTVC. Informa: Tania Sánchez / Isaias Santana / Carlos Santana

El sector agrícola de Canarias afronta un problema común y grave en los cultivos: las plagas. En la isla de Gran Canaria, las plantaciones predominantes son las de papas y tomates. En ellas preocupa sobre todo la ‘tuta absoluta’ y la ‘polilla guatemalteca’. La ‘avispilla’, por otro lado, amenaza la producción de castañas en las islas de Tenerife y La Palma.

La papa es uno de los productos cultivados de referencia en Gran Canaria. Un sector que produce anualmente 22 millones de kilos. La ‘polilla guatemalteca’ pone en peligro estos cultivos.

Las recomendaciones para evitar su proliferación son avisar para destruir el tubérculo afectado, utilizar papa certificada, sembrar más profundamente y mantener la humedad constante.

Según Rafael Navarro, ingeniero agrónomo del Cabildo de Gran Canaria, la institución ha retirado en los últimos tres años «2.600.000 kilos de papas afectadas».

Las plagas preocupan a los agricultores canarios
Las plagas preocupan a los agricultores canarios

No obstante, también el tomate sufre de infestaciones por plagas. En su caso, siendo el producto más importante de la agricultura en Gran Canaria, es la ‘tuta nocturna’ la que afecta a la hoja y repercute en el fruto.

En 2021 el 20% de los cultivos se vieron afectados por este insecto. Una hortaliza de la que, solo en La Aldea de San Nicolás, se ha exportado tres millones de kilos en lo que va de año.

‘Avispilla’ en los castaños de La Palma y Tenerife

RTVC. Informa :Gloria Torres / Guada Marrero

En el caso de la ‘avispilla’, un insecto introducido desde la península, por injertos, y de origen chino, se ha visto en La Palma y en el norte de Tenerife. Deforma la hoja y llega a secar el árbol amenazando la producción de castañas.

Sin embargo, este año, se han podido salvar gran parte de los castaños. Según los productores de castañas, la solución es introducir un depredador natural, que ya se comercializa.

Por otro lado, el sector vive en los últimos meses un aumento de los robos, una práctica que se está convirtiendo en habitual y que ha mermado sus ingresos.

Relacionadas

Otras Noticias