23.4 C
Las Palmas
20 septiembre 2021 6:38 pm

Directo

Medios aéreos reanudan la lucha en el fuego de Málaga que quemó 7.400 hectáreas

Los efectivos han trabajado en mejores condiciones en líneas generales en todo el perímetro, pero ya son 7.400 hectáreas quemadas en Málaga

Los medios aéreos han reanudado su actividad para extinguir el incendio forestal en Sierra Bermeja (Málaga) con las primeras luces del día de este lunes. Ha sido una noche intensa en todos los frentes. Los efectivos han trabajado en mejores condiciones en líneas generales en todo el perímetro, pero son ya 7.400 hectáreas quemadas.

Se mantienen desalojadas 1.616 personas que suman la población íntegra de seis localidades malagueñas. Los esfuerzos en este complejo fuego se dirigen a contener el flanco Este. También se intenta evitar su avance hacia la población malagueña de Casares y la zona de Monte Duque, según han informado desde Plan contra Incendios Forestales de Andalucía (Infoca).

Ocho carreteras tienen el tráfico interrumpido. De los desalojados no quedó nadie desde la noche del domingo en los espacios habilitados por las autoridades al ser realojados en establecimientos hoteleros que han ofrecido sus instalaciones para albergarlos, aseguran desde la Junta de Andalucía.

Las localidades desalojadas totalmente durante el domingo son Genalguacil, Faraján, Alpandeire, Júzcar, Pujerra y Jubrique, situadas en la Serranía de Ronda. 

¿Qué es un incendio de sexta generación?

El incendio de Sierra Bermeja, en Málaga, se trata de uno de los incendios más complejos que se han registrado en España y está calificado como un incendio de «sexta generación».

Al referirse a los incendios, los conceptos de generaciones se utilizan para describir cómo evoluciona el comportamiento de un fuego. Los incendios de sexta o última generación son capaces de modificar las condiciones meteorológicas que se producen a su alrededor.

Es tal la virulencia del fuego que son capaces de crear columnas de aire caliente con tanta energía que producen sus propias nubes o tormentas (pirocúmulos). Estas nubes forman columnas de aire caliente, que al entrar en contacto con el aire frío se derrumban y provocan el fenómeno conocido como «lluvia de fuego«, que puede terminar provocando nuevos focos. Es decir, es un incendio que se multiplica a sí mismo. 

Para los expertos en extinción, un incendio de este tipo es prácticamente inabordable y solo queda confiar en un cambio en las condiciones meteorológicas para poder intentar extinguirlo.

Columna de humo del incendio de Sierra Bermeja. Imagen EFE

Relacionadas

EN DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

Otras Noticias