14.4 C
Las Palmas
8 febrero 2023 1:13 am

Directo

Un estudio de la ULL ha arrojado preocupantes conclusiones sobre la violencia de género entre las mujeres mayores de 65 años de la isla

Una de cada tres víctimas de violencia machista en Tenerife había convivido más de 50 años con su agresor

El Cabildo de Tenerife ha dado a conocer los resultados de un estudio sobre la situación de las mujeres mayores de 65 años que sufren violencia de género en Tenerife, encargado a la Universidad de La Laguna. El estudio ha sido elaborado por un equipo coordinado por la socióloga Marta Jiménez que ha visitado Buenos Días Canarias para abordar sus principales conclusiones.

Entre ellas destaca que el 32,5 por ciento de las mujeres atendidas por violencia machista en el Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria de Tenerife (IASS) ha vivido más de 50 años en un entorno de violencia.

La profesora de la Universidad de La Laguna y coordinadora del estudio, Marta Jiménez, destacó que esta investigación aborda las distintas manifestaciones de la violencia machista (física, psicológica, sexual y económica), y explicó que la metodología incluyó una encuesta a 40 usuarias mayores de 65 años de los servicios especializados en Violencia de Género de Tenerife y cuatro entrevistas a mujeres mayores de 65 años en situación de violencia de género.

La investigadora ha recordado que se trata de un colectivo que fue socializado bajo el franquismo, un contexto que les enseñaba a asumir la represión y la opresión. De hecho, ha recordado que el 85 % de las mujeres encuestadas reconoció que la violencia comenzó a producirse prácticamente desde el inicio de la relación, y que ésta, en muchos casos, se fue agravando con el paso del tiempo. Sin embargo, solo el 52,5 por ciento de las usuarias encuestadas llegó a denunciar su situación. En ese sentido hay que recordar que las mujeres en las islas tardan de media once años y seis meses en denunciar a sus agresores.

Violencia sexual y económica

En este estudio también se ha puesto de relieve que más de la mitad de las mujeres encuestadas mantuvieron relaciones sexuales con su marido o pareja por miedo a lo que pudiera hacerle si se negaba. No es el único tipo de violencia que aseguran haber sufrido estas mujeres, también se produce la denominada violencia económica. En ese sentido, un 60 % de las participantes aseguran haber estado excluidas de la toma de decisiones económicas. Además, más de un tercio de las parejas o exparejas se apropiaban del dinero de ellas, y casi un 30 por ciento de su patrimonio.

Este análisis también recoge una serie de propuestas y orientaciones, como la necesidad de mejorar la detección de las situaciones de violencia de género y maltrato hacia las mujeres mayores de 65 años de la isla, de facilitar su acceso a los servicios especializados en violencia de género y de reforzar la coordinación interdisciplinar e interinstitucional a nivel comarcal.

Jiménez también hizo hincapié en la importancia de adaptar la atención y el acompañamiento a las mujeres mayores en los servicios especializados de violencia de género, de combatir las situaciones de pobreza material, aislamiento social y de vivienda que puedan derivarse de la ruptura con el agresor, y de incorporar formación, información, asesoramiento, atención y acompañamiento a los hijos e hijas adultos que han sido víctimas desde la Red de Violencia de Género.

Relacionadas

Otras Noticias