19.4 C
Las Palmas
23 mayo 2022 2:40 am

Directo

NIEVES GONZÁLEZ BRAVO

NIEVES GONZÁLEZ BRAVO, PEDIATRA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE CANARIAS

María Nieves González Bravo tiene 55 años y estudio en La Universidad de La Laguna. Ella no tuvo claro que quería ser medico hasta el final del Bachillerato, cuando empezó a pensar en qué le gustaría convertirse en el futuro.

Se decanto por la pediatría porque sentía que era la especialidad con la que se sentía más identificada y porque es muy integral y te permite ir decantándote por diferentes áreas, aunque también le gustaba Cuidados Intensivos. Con la apertura de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos en el CHUC en 1997 se dedicó de pleno a la faceta que más le gustaba.

Lo que más le motiva de esta profesión es poder contribuir a cambiar a mejorar la vida de los niños enfermos o que pueden estarlo. Son los mejores pacientes posibles, desde un recién nacido hasta un adolescente, pero todas son vidas con muchas expectativas de futuro

NIEVES GONZÁLEZ BRAVO
NIEVES GONZÁLEZ BRAVO

Confiesa que las horas de sueño perdido con niños graves que luego ves salir adelante no tiene precio. Se llena de satisfacción cuando ve un paciente que ha estado grave y lo ve a posteriori corriendo por ahí, sonriente y su familia disfrutando de su hijo plenamente. Eso no lo paga ningún sueldo, ni ningún complemento.

El mejor momento del trabajo es cuando llegas por la mañana a trabajar y ves que el paciente ha mejorado, entre todos conseguimos que el resultado final sea la recuperación. O cuando tras un tiempo de trabajo duro conseguimos estabilizar a un paciente e iniciar el camino a la mejoría. 

‘Lo que más me gusta de mi profesión como pediatra es poder contribuir o cambiar para mejorar la vida de los niños enfermos. Son los mejores pacientes posibles. En la unidad de cuidados intensivos pediátricos vivimos momentos muy difíciles, no nos vamos a engañar, pero las horas de sueño perdido con niños graves que luego ves salir adelante no tiene precio, verlo correr, sonriente y con una familia disfrutando de su hijo plenamente tras pasar situaciones muy graves. Se hace un trabajo en equipo vital las 24 horas del día. SOMOS VIDA’