13.4 C
Las Palmas
1 febrero 2023 7:54 am

Directo

18 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va de año, son 1148 desde 2003

«No hay repunte de la violencia de género pero sí del negacionismo»

La Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha intervenido en Buenos Días Canarias tras la reunión del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, celebrada a raíz de las cifras de feminicidios en mayo, mes que se cerró con un total de seis mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas.

Rosell ha insistido en que «a corto plazo no hay medidas que solucionen la violencia machista, sino que debe ser un trabajo continuo». Lo que sí se ha acordado en la reunión es que «se refuerce la coordinación y seguir promoviendo el modelo de comités de crisis para evaluar los casos de manera pormenorizada». Insiste Rosell en que hay que hacerlo con todos los datos y en aquellos casos en los que las víctimas ya hubieran contactado con la administración. Rosell ha recordado que cualquier víctima que se produzca es una cifra intolerable pero ha insistido en que desde el año 2003, en que empezó a llevarse a cabo esta estadística, la cifra de asesinatos ha ido descendiendo paulatinamente.

Rosell ha afirmado que no nos encontramos ante un momento de incremento en el dato de asesinatos pero sí se ha mostrado preocupada por el incremento del negacionismo, especialmente entre la juventud. Asegura que esto sí que está teniendo un impacto real sobre la población más vulnerable. De ahí que haya insistido en que «negar la violencia de género, convierte a quienes lo hacen en cómplices de los agresores».

Incremento de las agresiones sexuales

El Gobierno también ha puesto el foco en el incremento de agresiones sexuales de carácter múltiple. A ese respecto, Rosell ha recordado el dato de la macroencuesta de violencia de género de 2019 que reveló que sólo el 8% de las mujeres que había sufrido violencia sexual había denunciado. En muchos de esos casos, las mujeres aseguraron no haber denunciado porque en el momento de los hechos eran menores o ante el temor a no ser creídas. De ahí que la delegada del Gobierno haya insistido en la necesidad de que no haya discursos que ridiculicen a las víctimas.

Relacionadas

Otras Noticias