21.4 C
Las Palmas
28 noviembre 2022 3:53 pm

Directo

Acusado de abusar sexualmente a su hija y amenazar con pegar a su madre

Un hombre está acusado de abusar sexualmente de su hija menor de edad, a la que amenazaba con golpear a su madre cuando se negaba, llegando incluso a agredir a la menor

Un hombre está acusado de abusar sexualmente de su hija menor de edad, a la que amenazaba con golpear a su madre cuando se negaba, llegando incluso a agredir a la menorife
Acusado de abusar sexualmente a su hija y amenazar con pegar a su madre

Un vecino de La Orotava, en Tenerife, se sentará la próxima semana en el banquillo acusado de un delito continuado de agresión sexual sobre una de sus hijas, menor de edad, a quien amenazaba con pegarle a su madre si se negaba.

El juicio se celebrará la próxima semana en la sección sexta de la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife y el procesado se enfrenta a una posible pena de 9 años de prisión, una orden de alejamiento durante 5 años e indemnizar a la víctima en 40.000 euros por los perjuicios y las consecuencias físicas, emocionales y psicológicas causados.

Según se recoge en el escrito de calificación de la Fiscalía, el acusado realizó con frecuencia tocamientos a su hija en el domicilio familiar, en La Orotava, aprovechando los momentos en los que se ausentaba la madre de la pequeña y en una ocasión estando la familia de visita en casa de la abuela materna de la menor, en Colombia.

Secuelas psicológicas

Para que la menor accediera, indica el escrito, el acusado le decía que si no lo hacía lo pagaría su madre y también golpeaba a la niña cuando se negaba a realizar alguna práctica sexual.

La menor accedía atemorizada por lo que el acusado pudiera hacerle a ella o a su madre si no lo hacía, ya que, «en efecto», aquel golpeaba a su madre y fue condenado por ello en sentencia firme dictada por un Juzgado de lo Penal de Santa Cruz de Tenerife.

A raíz de estos episodios, el acusado y la madre de la menor se separaron. Así cesaron las agresiones sexuales sobre la niña, que presenta secuelas psicológicas como consecuencia de estos hechos y de la violencia de género presenciada en su infancia, y que requieren un programa de intervención psicológica.

Relacionadas

Otras Noticias