16.4 C
Las Palmas
28 febrero 2024 8:39 pm

Directo

Educación abre en Tinajo y en La Aldea de San Nicolás las dos primeras aulas de 0-3 años

Las dos primeras aulas de 0 a 3 años del curso 2023-24 abrirán la próxima semana en Tinajo, en Lanzarote y en La Aldea de San Nicolás en Gran Canaria

El refuerzo en positivo y no penalizar, son fundamentales, sobre todo cuando ha existido la ansiedad por separación

La Consejería de Educación del Gobierno canario, que dirige Poli Suárez, abrirá la próxima semana, en La Aldea de San Nicolás (Gran Canaria) y Tinajo (Lanzarote), las dos primeras aulas de 0-3 años del curso 2023-24.

Ambas aulas abrirán el día 12 en los Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de La Ladera y Guiguan, respectivamente. Supondrán la puesta en funcionamiento de 36 nuevas plazas. Dentro de las 1.196 que estaban previstas para este curso, según ha informado la Consejería.

A partir de enero, Educación prevé la apertura progresiva de las restantes (la mitad de ellas, durante el citado mes). De forma que la totalidad de ese alumnado pueda iniciar, ya con normalidad, el curso 2024/2025.

La apertura de estas instalaciones educativas estaba prevista para el inicio del curso actual. Pero, tras la toma de posesión del actual Gobierno, en julio de este año, los nuevos responsables de Educación constataron que la mayoría de obras y suministros necesarios para la puesta en marcha en 65 centros de esas 1.196 plazas no habían sido licitados o adjudicados por sus antecesores.

El actual Gobierno aprobó destinar cuatro millones de euros. Un dinero para que, hasta la apertura de su centro de referencia, los niños y niñas de Canarias nacidos en 2021 y matriculados en el primer ciclo de Educación Infantil en centros públicos cuyas obras no hubiesen aún terminado pudieran ser escolarizados.

Acuerdo con escuelas infantiles

Para ello cerró un acuerdo con las escuelas infantiles de las Islas. Tanto con las públicas municipales como con las privadas, a las que se trasladó al alumnado afectado de manera temporal y extraordinaria. Con la previsión de que fuera ocupando sus plazas progresivamente, a medida que fueran finalizando las obras.

Con esta medida, se encontró una solución para estos niños y niñas de cara al presente curso. “Se trata de una situación temporal y extraordinaria para evitar un serio perjuicio a las familias provocado por el anterior Gobierno de Canarias”, manifestó en su día Poli Suárez. Ha mostrado ahora su satisfacción por el hecho de que este alumnado pueda ocupar sus plazas públicas regionales.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias