17.4 C
Las Palmas
3 diciembre 2022 7:43 pm

Directo

El fiscal cree probado que el acusado mató a traición y pide 15 años de cárcel

Los forenses del juicio por la muerte de Sergio señalan hay una clara relación entre la pedrada que recibió en 2019 por parte del acusado y su muerte tras 1 año en coma. Se ha celebrado el último día de juicio y el jurado tendrá que emitir un veredicto sobre si el homicidio fue voluntario o no

Informa: Aday Domínguez/ David Blanco

El fiscal ha solicitado este miércoles que se imponga la pena máxima por homicidio, 15 años de cárcel, al acusado de acabar con la vida de Sergio J.A.S., de 32 años, en Morro Jable (Fuerteventura), tras lanzarle el 7 de diciembre de 2019 una pedrada a la cabeza, por considerar probado que le «mató a traición».

En sus conclusiones finales, el fiscal ha pedido un veredicto de culpabilidad al Tribunal del Jurado de la Audiencia de Las Palmas, al igual que la acusación particular que representa al padre de la víctima, ya que entiende que por la prueba practicada en los tres días del juicio no «duda» de que el procesado Pablo Noel O.M., de 42 años, quiso su muerte y por ello le lanzó la piedra a la cabeza de forma «directa e intencionada».

El abogado de la defensa, sin embargo, ha calificado los hechos como un homicidio imprudente en el que concurre la eximente completa de legítima defensa.

El letrado de la defensa ha pedido al tribunal que en caso de duda que aplique el principio de «in dubio pro reo» y ha insistido en que su cliente no es la persona conflictiva que han querido presentar las acusaciones, cuyos testigos considera que están «contaminados» por la relación familiar y de amistad con la víctima.

«Nunca quise hacerle daño»

En su derecho a la última palabra, el acusado Pablo Noel O.M., ha manifestado ser «inocente» y que siente la muerte de Sergio J.A.S., quien falleció un año después de los hechos tras quedar en coma, y ha insistido en que lanzó al aire la piedra cuando huía de la víctima, que previamente le había pegado con un bate de béisbol.

«Nunca quise hacerle daño», ha afirmado el procesado, que ha vuelto a referirse a las numerosas denuncias que presentó contra la víctima y su entorno porque les hicieron la vida imposible a él y a su pareja, ya que trataban de impedir que desvalijaran el hotel Jandía Golf donde tuvo lugar el crimen y vivía con su novia porque la empresa se lo había autorizado tras el cierre del complejo.

El fiscal ha elevado de 14 a 15 años la condena que inicialmente solicitaba y ha considerado que no existe prueba de «ningún bate de béisbol» y que los vídeos en los que se apoya la defensa no se han presentado pese a haber tenido tres años para hacerlo.

El hecho central es que el acusado lanzó la piedra a la cabeza de Sergio J.A.S. a corta distancia, a la espalda y de un punto más alto, al tiempo que le decía «te voy a matar, gordo de mierda», ha manifestado el representante del Ministerio Público, que ha considerado como «un insulto a la inteligencia y al honor y muerte de Sergio la versión del acusado».

Describen al acusado como una persona conflictiva

El abogado de la acusación particular ha incidido en que la versión del procesado y su novia se contradice con la del resto de testigos, que describen al acusado como una persona conflictiva, y, en cuanto al vídeo que alude Pablo Noel O.M. y a sus denuncias, ha señalado que pudo presentar ambas pruebas al inicio del juicio y el hecho de no hacerlo responde a una «estrategia procesal» y no a un «error».

Así mismo, ha señalado al Jurado que en el caso de que la víctima hubiera pegado con un bate de béisbol al acusado, no se estaría defendiendo sino vengando, pues ha referido que, según uno de los testigos, esa agresión ocurrió unos 20 minutos antes de que le arrojara la pedrada mortal.

El abogado de Pablo Noel O.M. ha asegurado que se ha vulnerado el derecho constitucional a presentar pruebas de su defendido, quien se «topó con una organización criminal que se dedicó a desvalijar el hotel».

Ha anunciado que averiguará judicialmente el motivo por el que se archivaron sus denuncias y ha dicho que las imágenes de la víctima con un palo de béisbol las puede ver cualquier porque han sido difundidas por una televisión y por las redes sociales.

Además, ha sostenido que «no hay ninguna prueba» que demuestre que lanzó la piedra con ánimo de matar y ha lamentado el poco tiempo que ha dispuesto para preparar su defensa, ya que se incorporó a la causa después de que siete abogados de oficio rechazaran asumirla y cuando ya se había decretado la celebración del juicio.

Intensidad de la pedrada

El presidente del tribunal, Miguel Ángel Parramón, ha denegado la presentación del vídeo por ser una prueba extemporánea, al presentarse fuera de plazo y forma debida, cuando el abogado ha solicitado que se visionara tras concluir la prueba pericial.

Los médicos forenses en sus declaraciones han coincidido en la relación «clara e inequívoca» entre la pedrada que Sergio J.A.S. recibió en la cabeza y su muerte y en la intensidad con la que se tuvo que producir para romper el cráneo.

Relacionadas

Otras Noticias