23.4 C
Las Palmas
24 abril 2024 1:09 pm

Directo

600 euros de multa a quienes escondieron dinero en las Dunas de Maspalomas

Desde la Consejería de Medio Ambiente han anunciado una sanción de 600 euros a los organizadores de la campaña

Dunas de Maspalomas. Imagen Cabildo de Gran Canaria. Investigan un posible delito medioambiental
Dunas de Maspalomas. Imagen Cabildo de Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria impondrá una multa de 600 euros a los organizadores de la campaña publicitaria que buscaba promocionar un concierto de música a través de la búsqueda de un maletín con 1.000 euros escondidos en la Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas.

También, el consejero de Medio Ambiente del Cabildo, Raúl García Brink, ha informado este lunes de esta sanción, la máxima para este tipo de infracciones, a través de un mensaje en las redes oficiales de su departamento.

García Brink ha destacado el hecho de que es una «minoría» la que lleva a cabo estos actos de manera inconsciente, frente a la respuesta por parte de la ciudadanía que desde un principio la rechazó por entender que ese tipo de acciones no deben tener lugar en las Dunas de Maspalomas.

Declaraciones: Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria

Si detectan un delito ambiental, será la Fiscalía quien actúe

El presidente del Cabildo de Gran Canaria afirmó este lunes que, si se determina que se produjo un delito ambiental tras un reto viral lanzado por influencers y al que se sumaron decenas de personas este fin de semana será la Fiscalía quien actúe.

Las personas que estuvieron en la zona podrían vulnerar las leyes de espacios protegidos, la propia ley del suelo así como las normas de protección de la reserva natural.

“Todo apunta a que puede haber un delito medioambiental grave y desde luego lo pondremos en manos de la Fiscalía”, aseguró el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, en unas declaraciones al programa de Televisión Canaria, ‘Buenos días, Canarias’.

El máximo representante de la institución insular criticó que cualquiera puede hacer un llamamiento a invadir un espacio natural y encima «justificarlo». Morales señaló que «es un hecho insólito».

La empresa organizadora de eventos musicales que contrató a los influencers sostiene que no fueron informados del reto viral. Aportan la factura que los promotores del reto emitieron y en ella no se vislumbra que su campaña de promoción consistiese en invadir un espacio protegido de 400 millones de metros cuadrados.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias