21.4 C
Las Palmas
26 noviembre 2022 1:33 pm

Directo

La educación emocional, herramienta esencial para los estudiantes afectados por el volcán

Desde 2014 se imparte de forma pionera en Canarias Emocrea, una asignatura de educación emocional y creatividad. Se plantea en algunos cursos de Primaria, y los docentes piden que también se ofrezca en Secundaria


La asignatura de Educación Emocional y para la Creatividad (Emocrea) ha resultado esencial para que los alumnos y las alumnas de los colegios palmeros afectados por el volcán entiendan que lo esencial (sus profesores, sus familias y ellos mismos) se ha salvado de la erupción, y sean en general capaces de afrontar con eficacia no solo esta experiencia convulsa, sino cualquier reto futuro que se les presente.

Así lo ha dicho este lunes el profesor titular de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de La Laguna, Antonio Rodríguez, durante una comparecencia parlamentaria muy emotiva en la que ha aseverado que los niños cuyos colegios fueron arrasados demuestran con sus testimonios que ya saben tratar con su “corazón emocional” y utilizarlo para encarar adversidades como la pandemia y la erupción.

Rodríguez ha ejemplificado la importancia de estos conocimientos con dos metáforas de su funcionamiento: como vacuna y como contención.

El CEIP La Laguna, centro de referencia

Vacuna eficaz para afrontar de manera resiliente la adversidad emocional de experiencias como una pandemia o una erupción volcánica y para además prevenir del daño que la sociedad provocará sobre la salud mental de sus ciudadanos, de la misma manera que las actuales vacunas contra la covid-19 protegen a quienes la reciben, y que por lo tanto hay que aplicar.

“Esa vacuna se llama Educación Emocional y para la Creatividad (Emocrea) y es marca de Canarias. Su implantación en el curso como asignatura obligatoria fue un hito histórico”, ha subrayado.

Rodríguez ha mostrado durante la comisión la imagen del CEIP La Laguna, centro de referencia en educación emocional, atravesado por una colada del volcán de Cumbre Vieja, pero protegiendo también al resto de edificios, en lo que resulta una metáfora “dolorosa pero tremendamente explicativa” del valor de Emocrea para la comunidad educativa de ese centro.

El edificio se ha convertido en un símbolo de la contención que supone la escuela pública para que no afecte al resto de edificaciones familiares del barrio de La Laguna, ha dicho el profesor universitario.

“Aunque solo es una coincidencia, les aseguro que después de acompañar a los alumnos, profesores y familiares de ese centro, Emocrea ha sido en el plano psicológico ese frente de contención para que la comunidad educativa sea superviviente resiliente y no una mera víctima resignada”, ha subrayado.

Tanto la pandemia como la erupción han enseñado a esos niños, y a todos los ciudadanos, en general, lo “esencialmente importante” de sus vidas y del acto educativo: las personas y lo que les define como seres humanos.

Obligatoria en los centros públicos desde 2014

Canarias es un referente nacional e internacional en este ámbito, según el psicólogo, después de que la asignatura surgiera de una Proposición No de Ley (PNL) de 2013, impulsada por David de la Hoz (CC), y se instaurara como obligatoria en los centros públicos del archipiélago para el curso 2014/2015.

Una asignatura de dos horas semanales, que imparten los tutores por ser los más cercanos a sus alumnos, y cuyo aspecto “realmente revolucionario”, según Rodríguez, es que está publicada en el Boletín Oficial de Canarias, lo que supone una democratización de este aprendizaje vital para los niños en medio de una sociedad “ambigua, volátil, incierta y compleja”.

La educación emocional, herramienta esencial para los estudiantes afectados por el volcán
Aula de alumnos realizando una práctica en grupo.

“El volcán emocional siempre estará con nosotros. Y esos volcanes que han dibujado los niños y las niñas en las postales navideñas expresan su compromiso para saber tratar con el volcán emocional, que sí se puede gestionar y depende de nosotros, no así el volcán geológico”, ha ilustrado.

Los docentes la reclaman para Secundaria y Bachillerato

Además, la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la LOE de 2006 (LOMLOE), da más margen a las autonomías para abordar de manera expresa esta asignatura, y se refiere de manera “clara y contundente” a la necesidad de impartir educación emocional como un eje transversal.

Rodríguez ha celebrado asimismo que los grupos parlamentarios en la comisión estén “claramente orientados” a un alto nivel de consenso sobre la necesidad de mantener y profundizar sobre esta asignatura.

Ha abogado en esa línea por llevar esta asignatura a los dos últimos cursos de la educación primaria (quinto y sexto), e incluso a secundaria y a bachillerato, postura que verbalizaron algunos grupos, como Agrupación Socialista Gomera o Nueva Canarias.

Todos los grupos parlamentarios han coincidido en destacar la importancia capital de estos conocimientos en el presente y en el futuro, y por lo tanto la necesidad de su docencia en el ámbito educativo público.

Relacionadas

Otras Noticias