18.4 C
Las Palmas
27 mayo 2022 12:05 am

Directo

Los visitantes y usuarios de Cueva Pintada aumentaron casi un 37% durante el 2021

La cifra total de visitantes de Cueva Pintada ascendió a 37.719, a la que hay que sumar 728 personas de los programas en línea

Los visitantes y usuarios de Cueva Pintada aumentaron casi un 37%
Un grupo de personas en Cueva Pintada. Imagen cedida

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar que gestiona la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, cerró el año 2021 con un total de 37.719 visitantes y participantes de las actividades del centro, lo que supone más de 10.000 y casi un 37% de incremento con respecto al año anterior, que registró una afluencia de 27.558 personas.

A esta cifra se suma un total de 728 personas que participaron en los programas en línea. El incremento es valorado muy positivamente por el equipo del recinto ya que, sobre todo a partir del mes de abril, y a pesar de la incidencia de la sexta ola en la recta final del año, los datos recogidos son alentadores, según informa un comunicado de la institución insular.

Las cifras globales de procedencia de las visitas demuestran la consolidación del grupo de visitantes de Gran Canaria, en concreto un 34,7%. Si a ellos se suman las visitas del resto de las islas, se alcanza un 43% del total. En opinión de Carmen Rodríguez, “nos agrada comprobar cómo Cueva Pintada sigue siendo un espacio en el que la comunidad se reconoce, un museo con fuerte arraigo en la isla”.

Aumento de franceses y nacionales

En cuanto al resto de visitantes, cabe destacar que aumentan notablemente los franceses y los nacionales. Los cuatro países de procedencia del turismo extranjero que encabezan las visitas a Cueva Pintada son: Francia (30,2 %), Alemania y Austria (27,4 %) e Italia (9,1 %). Destaca el descenso de la presencia de visitantes de Reino Unido e Irlanda (apenas un 5,1 %).

La valoración referida a los perfiles de visitantes también muestra un cambio de tendencia. En concreto, se produce una variación en el tipo de grupos funcionales. Los grupos de entre 3 y 14 personas, muchos de ellos familiares, son los que predominan. Sin embargo, la demanda presencial de los centros educativos cae de forma considerable durante el año 2021, salvo un repunte entre los meses de mayo, junio, noviembre y diciembre. Esta es la razón por la que el equipo de didáctica desarrolló la estrategia de acudir a los centros y, también, los programas en línea.

Agosto, mes con más visitantes

El mes con mayor número de visitantes fue agosto, con 5.013 personas. Según explica en el comunicado la directora del Museo y Parque Arqueológico, Carmen Gloria Rodríguez, el periodo veraniego suele ser tradicionalmente el de más afluencia, junto con las vacaciones de Semana Santa.

En este caso, “hay que tener en cuenta que la isla de Gran Canaria se encontraba en nivel 3, con aforos reducidos y condiciones muy difíciles para el personal de atención al público que supo afrontar la situación con gran profesionalidad”, destaca la responsable del recinto.

Programación cultural, en cifras

En lo que se refiere a los cambios puestos en marcha a raíz de la situación generada desde el año 2020, y debido a las restricciones de aforo y la conveniencia de realizar actividades en el exterior, el equipo del museo y parque arqueológico se muestra orgulloso del incremento en la activación de programas que se han adaptado a estas circunstancias.

La suma de asistentes a actividades culturales presenciales y ‘en línea’ es de 2.343 personas durante 2021, el 6% del total de visitas y participación. Esto supone un incremento de casi el doble de participantes en relación al porcentaje de actividades de 2019, que era de un 3’75 %.

Por primera vez, el museo ha contado con actividades culturales ‘en línea’, que han conformado el 9% de las acciones culturales en general. Esta programación se articuló en tres ejes: accesibilidad e inclusión, igualdad y ciencia y creatividad. Bajo estos parámetros se llevaron a cabo numerosas acciones: el I Seminario ‘El Museo como escenario de cultura inclusiva’, centrado en las personas con autismo; la charla ‘Herramientas digitales al Servicio de la Documentación y la Accesibilidad del Arte Rupestre en Cueva Pintada’; las charlas relacionadas con la representación de la mujer en el mundo prehispánico y colonial y aquellas centradas en la relación entre la ciencia y la investigación arqueológica.

Por otro lado, las actividades educativas han sumado casi 3.000 participantes. La programación educativa ‘en línea’ representa el 18% de la actividad con escolares. Durante el año 2021, el museo se trasladó a los centros educativos para desarrollar en las aulas la actividad ‘Arminda y el ataque del corsario’, con la participación de 695 niños y niñas de los ciclos de Infantil y Primaria.

Adaptación a las nuevas circunstancias

Desde el museo se quiere destacar que lo más complejo de estos dos años de pandemia ha sido, en opinión de la directora, Carmen Rodríguez, “ir adaptando los programas educativos en línea a las circunstancias que se nos iban presentando”. A lo largo del año 2021 se registra un total de 728 personas participantes en estos programas.

Según la directora y conservadora, estas iniciativas “van más allá de una conexión a través de la red para hablar del museo”. Los programas en línea se han preparado en estrecha colaboración con los centros destinatarios de las acciones, con contenidos en los que se combinan diversos recursos: la visita en línea, la digitalización de las piezas y la interacción directa para la realización de talleres. Destaca, por su complejidad, la participación en la Semana de la Ciencia y la Innovación de Canarias.

Los responsables del museo no ponen tanto el acento en las cifras como sí en la calidad de las acciones desarrolladas.

Cultura inclusiva

Una de las acciones más destacadas en este sentido ha sido la realización del ‘I Seminario de Museos como escenarios de cultura inclusiva’, que en esta edición llevaba por título: ‘Realidad y desafíos desde el colectivo de las personas con autismo’.

Este seminario, desarrollado a lo largo de tres meses en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, permitió concretar dos programas familiares para este colectivo que suponen un salto cualitativo en el Plan de inclusión del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada. En palabras de su directora, Carmen Rodríguez, “no se trata de incrementar las cifras, sino de cumplir una de las misiones esenciales del museo”. En su opinión, “cada espacio cultural de la isla tiene su singularidad y nosotros valoramos mucho seguir siendo un espacio que la sociedad considera suyo”.

Por primera vez se desarrollaron tres programas educativos ‘en línea’ con los escolares con los ejes temáticos de igualdad, arqueología y biodiversidad e inmersión lingüística. Los talleres infantiles durante el verano y la Navidad, en los que participaron 70 niños y niñas, completaron la programación infantil.

Relacionadas

EN DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

Otras Noticias