21.4 C
Las Palmas
25 octubre 2021 9:37 pm

Directo

«Moria» se estrena en Gran Canaria para denunciar el drama de las islas jaula

La compañía Unahoramenos estrena este fin de semana en Las Palmas de Gran Canaria el montaje «Moria», que recrea el drama que rodea a los migrantes que se ven atrapados en «islas jaula» como Lesbos, en Grecia, una realidad que, salvando las distancias, se replica desde hace meses en Canarias.

El director de la productora grancanaria, Mario Vega, y el periodista de la Cadena Ser especializado en crisis humanitarias Nicolás Castellano, han explicado este miércoles en la Sala Insular de Teatro, dentro de la jaima de 6 x 6 metros donde se representará esta obra, protagonizada por Marta Viera y Ruth Sánchez, cómo surgió la idea de hacer este montaje documental.

Hace ahora un año, Vega viajó con Castellano, antes de que fuera incendiado, al mayor campamento de refugiados de Europa, que por entonces albergaba a 13.000 personas, para documentar la realidad migratoria que arriba a Europa y conformar un «alegato contra el racismo desde la información», desde la creencia de que los brotes racistas, como los que empiezan a surgir en Canarias, se alimentan de «la falta de información y cultura».

«Si la gente supiese los motivos reales que llevan a un ser humano a jugarse su vida y la de su familia para buscar un futuro seguro, donde no morir o ser secuestrado, plantearía las cosas de otra forma. España y Canarias tiene un pasado de migraciones y eso se olvida con mucha facilidad», ha aseverado el director del espectáculo.

De la mano de dos actrices, que visten prendas cedidas por dos refugiadas con las que se entrevistaron Vega y Castellano durante su estancia en Moria, este espectáculo pretende llamar la atención del drama añadido que viven las mujeres refugiadas, que emigran para trata de salir adelante, muchas veces dejando atrás a esposos que han sido secuestrados en países como Irak o Afganistán o con el dolor de ver desaparecer a sus hijos o de perderlos para siempre en el camino.

Mario Vega ha explicado que todo lo que cuentan las protagonistas de «Moria» son relatos reales de vidas truncadas sacados de las conversaciones mantenidas con dos refugiadas, Douaa Alhavatem y Zhora Amiryar, en el campamento de la isla griega.

El responsable de este montaje teatral, que ha estado grabando en las últimas semanas en Gran Canaria en centros de menores, campamentos y hoteles que albergan a inmigrantes llegados en pateras y cayucos a esta isla para un documental que se está haciendo en Mali, asegura que los dramas vividos por muchos de los chicos con los que se ha entrevistado «son igual de dolorosos y terribles» que los que vio en Moria.

Vega ha considerado que este espectáculo llega en un momento ideal para contar lo que realmente está pasando, en una coyuntura donde se «juzga a esa gente, que está llegando en las peores condiciones, y no se les trata con la dignidad que debería tener un ser humano».

Él mismo ha vivido historias como la que conoció hace días en un centro de Gáldar que acoge a menores extranjeros no acompañados. «Un niño de 12 años nos contó que había salido solo desde Mali para trasladarse primero a Mauritania y luego a Senegal, donde se montó en un cayuco hasta llegar a Gran Canaria», ha referido Vega quien ha lamentado que, tras superar esta huída, este niño tenga que soportar «que lo insulten por la calle por ser negro o por migrante».

Por ello, Vega ha hecho un llamamiento a la «responsabilidad» que, a su juicio, deben tener los medios de comunicación, la cultura y los propios ciudadanos a la hora de tener mucho cuidado con lo que se dice y lo que se escucha sobre este fenómeno, y también en «cómo se responde a lo que se oye, porque no estamos en el momento de permitirnos el silencio», sino de enfrentar activamente la xenofobia.

«Parece que tiene más altavoz y más derecho a hablar el xenófobo que la gente normal y acogedora, como ha sido siempre» la canaria, ha apostillado.

Tras el adelanto ofrecido este miércoles a los periodistas por las protagonistas de este proyecto escénico, el periodista Nicolás Castellano ha manifestado que en Moria, uno de los campamentos de refugiados más impactantes de los muchos que ha visto en su vida, Europa ha permitido la existencia de «un vertedero de los derechos humanos».

El campamento griego, el habilitado en 2020 en el muelle de Arguineguín (Gran Canaria) y los que monta ahora el Gobierno español en distintas islas de Canarias constituyen, a juicio del periodista grancanario, «son el fracaso de la política migratoria de Europa».

«Moria es la alerta que nos debería poner en la pista de lo que puede seguir multiplicándose como modelo en el resto del continente», ha aseverado Castellano, quien ha recalcado que «la aplicación de la política europea de enjaular a la gente es la misma en Lesbos que en Gran Canaria, Tenerife o El Hierro», aunque «de momento, sí es diferente el modelo de acogida».

Relacionadas

EN DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

Otras Noticias