21.4 C
Las Palmas
12 abril 2024 5:54 pm

Directo

ASAGA quiere que se garantice los controles fitosanitarios en la reapertura de la línea marítima con Tarfaya

La reapertura de la línea marítima entre Fuerteventura y Tarfaya lleva la preocupación al sector primario de las islas

Informa: Redacción Informativos RTVC

La reapertura de la línea marítima entre Fuerteventura y Tarfaya, en Marruecos, sigue dando pasos pero también genera controversia. El Cabildo de Fuerteventura apuesta claramente por lo que considera una puerta a África para mejorar la economía de la isla.

Sin embargo, en el debate también han entrado otros cabildos como el de Gran Canaria y el Cabildo de Tenerife. Ambos han mostrado su preocupación por los efectos que puede tener esta ruta en el sector primario canario.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria y el consejero regional de Agricultura, Ganadería, Pesca y Soberanía Alimentaria señalaron que debido a los insuficientes medios de control actuales existe el riesgo de la llegada de plagas, además de la competencia desleal de las producciones del país.

Desde el Cabildo tinerfeño se apunta a que se puede tener el temor razonable de que gracias a esa línea puedan llegar a canarias producto de un país tercero que no garantizan ni las condiciones de igualdad de costes.

Puerto del Rosario. Imagen Puertos del Estado.
Puerto del Rosario. Imagen Puertos del Estado.

Preocupación en el sector primario

La Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga Canarias – Asaja) rechaza que se reanude la conexión marítima entre Puerto del Rosario y el puerto de Tarfaya porque teme que la recuperación de esta línea propicie la entrada masiva a las islas de mercancías agrícolas y ganaderas de origen marroquí y, con ello, se propaguen plagas y enfermedades, tanto fitosanitarias como epizoóticas, que podrían acarrear pérdidas en las producciones locales, así como suponer un peligro para la cabaña ganadera.

Informa Cristina Suárez. Vídeo RTVC

La posible entrada y propagación de este tipo de insectos representaría además una vulneración de la Orden del 12 de marzo de 1987 relativa a la importación, exportación y tránsito de vegetales y productos. Esta normativa actúa, en teoría, de barrera para frenar precisamente la llegada de plagas y enfermedades agrícolas a Canarias, según Asaga Canarias – Asaja.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias