20.4 C
Las Palmas
20 septiembre 2021 8:39 am

Directo

Calma tensa en Ceuta después de la entrada de cerca 8.000 personas desde Marruecos

Interior ha informado de que va a aumentar la presencia de agentes y medios de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Ceuta

La frontera de Ceuta entre Marruecos y España ha amanecido este miércoles con solo unas decenas de migrantes que intentan llegar a nado, una situación que difiere de la registrada desde hace dos días, cuando comenzaron a llegar personas desde el país vecino que llegaron a 8.000, la mitad de las cuales han sido devueltas, según el Gobierno español.

La delegación del Gobierno en Ceuta ha confirmado que la noche ha sido «relativamente tranquila» y ha asegurado que no se han producido entradas de migrantes.

Este miércoles apenas hay en la frontera algunos migrantes que han intentado llegar a nado a Ceuta o en una pequeña barca, aunque fueron interceptados por las tres embarcaciones de la Guardia Civil que patrullan la zona.

Tras recogerlos en el mar, los barcos de la Guardia Civil llevan a los inmigrantes, todos varones y jóvenes, hasta la playa, donde son acompañados a regresar a Marruecos.

En la playa, junto a los agentes permanecen desplegados las unidades militares pero sin los vehículos apostados los dos últimos días, que también colaboran para llevar a los jóvenes de regreso a Marruecos.

Además de los que recogen los barcos de la Guardia Civil, varios de los inmigrantes llegaron a la playa con evidentes síntomas de haber pasado frío tras un largo periodo en el agua, y una vez que entran en calor en la arena o son atendidos por la Cruz Roja son conducidos a la cercana frontera marrouí.

Rodeados de militares, guardias civiles y medios de comunicación, los inmigrantes emprenden el camino de vuelta andando sin ningún tipo de oposición.

Situación inédita en Ceuta

Unas 8.000 personas han logrado entrar en Ceuta desde el pasado lunes, en una inédita situación para la ciudad autónoma, con muchos comercios cerrados y con los servicios sanitarios y de emergencia ya presionados tras más de un año de pandemia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha podido comprobar en persona la situación a su llegada a la ciudad autónoma, donde un grupo de ciudadanos han increparon a la comitiva de vehículos a su salida del helipuerto, algunos de los cuales han llegado incluso a alcanzar uno de los coches. También ha habido abucheos y gritos de apoyo a su llegada a Melilla.

Durante poco más de una hora Sánchez ha permanecido en Ceuta, antes de viajar a Melilla, para conocer sobre el terreno la evolución de la crisis migratoria y, tras reunirse con el presidente ceutí, Juan José Vivas, se ha dirigido a la frontera del Tarajal, donde ha comprobado el refuerzo en la seguridad del entorno fronterizo.

Este es el punto en el que desde el lunes han entrado en Ceuta cerca de 8.000 personas a nado o bordeando a pie los dos espigones fronterizos con Marruecos. Unos 4.000 ya han sido devueltos, según los últimos datos facilitados por el Ministerio del Interior.

Refuerzos en la seguridad

Interior ha informado de que va a aumentar la presencia de agentes y medios de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Ceuta.

Además de un refuerzo de 200 efectivos, se van a desplegar otros 50 agentes de la Guardia Civil, y 150 agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) están en alerta por si fuese necesario su traslado y despliegue en la ciudad autónoma.

A las fuerzas de seguridad hay que sumar el Ejército que se ha desplegado para proteger la frontera con Marruecos y, aunque el Ministerio de Defensa no da cifras, fuentes militares apuntan que hay destinados alrededor de 3.000 efectivos.

Intento fallido en Melilla

Agentes españoles y marroquíes han evitado a última hora de este martes un nuevo intento de entrada irregular a Melilla por el Dique Sur, la misma zona por la que durante la madrugada consiguieron acceder 80 inmigrantes de origen subsahariano.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla han informado de que este intento de entrada frustrado por el Dique Sur se ha producido sobre las 23.45 horas y han actuado las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, además de las fuerzas marroquíes.

La actuación de los agentes a un lado y otro del dique que sirve como frontera en la zona sur de Melilla ha permitido abortar el intento de entrada, ya que, según la Delegación del Gobierno, ninguno de los inmigrantes ha conseguido su objetivo de acceder de manera irregular a la ciudad autónoma.

Este intento frustrado de entrada menos de 24 horas después del que hubo a las 4.45 horas del lunes, por el que 80 inmigrantes lograron acceder a Melilla bordeando a la carrera el Dique Sur.

Asimismo, este intento de entrada irregular ha tenido lugar apenas tres horas después de que se marcharan de Melilla el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras la visita que han realizado este martes a la ciudad. 

Un ministro marroquí señala a Brahim Ghali

El ministro de Estado de Derechos Humanos y Relaciones con el Parlamento, Mustafá Ramid, ha asegurado que España «sabía que el precio por subestimar a Marruecos es muy alto», en referencia a que el país no haya cumplido con «la buena vecindad» al «acoger» al secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali.

«La recepción por parte de España del líder de las milicias separatistas del Polisario, bajo una identidad falsa, sin tener en cuenta las relaciones de buena vecindad que requieren coordinación y consulta, o al menos cuidando de informar a Marruecos, es un acto irresponsable y totalmente inaceptable», ha escrito Ramid en su perfil de Facebook.

La llegada a España de este líder ha podido ser el detonante de la llegada masiva de migrantes a la ciudad de Ceuta, ya que el Gobierno marroquí avisó hace una semana de que la acogida de Ghali en España por razones humanitarias podría tener consecuencias.

«¿Qué esperaba España de Marruecos al acoger al líder de una banda que se levantó en armas contra ella?», ha cuestionado el ministro marroquí, para preguntar también «qué habría perdido España si hubiera consultado a Marruecos sobre la acogida de este individuo» y «por qué España no anunció la presencia en su suelo del individuo en cuestión con su verdadera identidad».

Asimismo, ha indicado que no haber informado al Gobierno marroquí de la llegada de Ghali podría ser «una prueba de su conciencia (de España) de que el acto cometido es contrario a las buenas relaciones de vecindad». «¿Y si fuese Marruecos quién cometiese este acto?», ha agregado.

Relacionadas

EN DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

Otras Noticias