17.4 C
Las Palmas
3 diciembre 2022 8:01 pm

Directo

Un proyecto educativo con minibarcos explora el clima y corrientes oceánicas

El proyecto versa sobre el lanzamiento al mar de un minibarco, «El Cisne Alto», ensamblado por alumnos de secundaria y el IEO para analizar el clima y corrientes oceánicas

Un proyecto educativo con minibarcos explora el clima y corrientes oceánicas
Buque del Instituto Español de Oceanografía en el Océano Atlántico. Fuente: Europa Press

El Centro Oceanográfico de Canarias del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el Colegio Cisneros Alter de Tenerife participan en un proyecto educativo para ensamblar y botar en el Océano Atlántico un minibarco que permitirá a los estudiantes aprender sobre el clima y corrientes oceánicas, así como la tecnología.

El IEO ha informado de que sus investigadores han trabajado con alumnos de secundaria del colegio para ensamblar su minibarco «El Cisne Alto». El objetivo es lanzarlo al mar desde el barco de investigación alemán «R/V Polarstern» a finales de septiembre.

El minibarco es un velero no tripulado de 1,5 metros de eslora, que lleva transmisores satelitales y sensores de temperatura de la superficie del aire y el agua.

En total hay cuatro minibarcos, ensamblados y decorados por estudiantes de diferentes colegios de Irlanda, Alemania, España y Sudáfrica con el apoyo de las instituciones oceanográficas locales.

Aprendizaje y conocimiento colaborativo de los océanos

Esta iniciativa forma parte del programa de divulgación ‘Miniboat’ de la Asociación para la Observación del Océano Global (POGO) y el Alfred-Wegener Institut Helmholtz-Zentrum für Polar – und Meeresforschung (AWI). Se trata de un proyecto internacional para involucrar al alumnado en el aprendizaje colaborativo y el conocimiento de los océanos.

El proyecto de desarrolla con cuatro minibarcos suministrados por la organización sin ánimo de lucro Educational Passages, aprovechando el transecto o muestreo del Atlántico Norte-Sur de 2022 de Alemania a Sudáfrica del buque de investigación alemán.

El despliegue de los minibarcos permitirá a los estudiantes de la escuela seguir el progreso de su propio barco y el de los demás involucrados en el proyecto. Además, podrán aprender sobre las corrientes oceánicas, el clima y la tecnología de manera colaborativa junto a las otras escuelas.

Así, el «R/V Polarsten» desplegará tres de los minibarcos a lo largo del transecto Atlántico, mientras que el «R/V Algoa» desplegará uno a lo largo del transecto SAMBA (Departamento de Silvicultura, Pesca y Medio Ambiente – Oceans & Coasts Research, Sudáfrica).

Fase inicial

En la fase preparatoria, las escuelas y las instituciones asociadas prepararon sus barcos y aprendieron sobre la iniciativa NoSoAT, un programa respaldado por la Década de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En este sentido, instalaron paquetes de sensores en sus barcos, colocaron mensajes en el interior para el buscador y coordinaron el transporte para que los barcos terminados aborden los cruceros de investigación. De este modo, todos los participantes podrán compartir las historias y rastrear los barcos juntos.

El «Cisne Alto» se encuentra a bordo del «RV Polarstern» esperando para comenzar su navegación en un punto seleccionado por los alumnos del colegio después de estudiar los vientos y corrientes dominantes a lo largo del Océano Atlántico.

El minibarco envía su situación geográfica junto con la temperatura del aire y del agua varias veces al día por medio de una conexión satélite. Los estudiantes del colegio y el público en general podrán seguir estas conexiones vía online.

Videoconferencias con científicos a bordo

Los estudiantes de secundaria participantes en este proyecto llevarán a cabo videoconferencias en directo con los científicos a bordo del buque. De este modo, tendrán la ocasión de preguntar a los científicos sobre el océano, la vida diaria en un crucero y la botadura de sus minibarcos.

Si los minibarcos llegan a la costa, los estudiantes que lo siguen pueden conectarse con las escuelas y comunidades locales para organizar la recuperación, restauración y relanzamiento del barco.

Esto también brinda una oportunidad para que los estudiantes aprendan sobre otras culturas de todo el mundo, y tomen conciencia de la necesidad de colaborar a nivel global para mantener nuestros océanos.

Relacionadas

Otras Noticias