23.4 C
Las Palmas
24 abril 2024 2:09 pm

Directo

Utilizan la inteligencia artificial en una operación de cerebro inédita en España

Es la primera vez en el mundo que se aplica un test de inteligencia artificial con metahumanos (avatares) en este tipo de intervención

El neurocirujano canario Jesús Martín-Fernández ha realizado la primera operación en España de cirugía despierta en el hemisferio derecho del cerebro -el que controla la personalidad y la expresión de emociones– en una paciente a la que se han proyectado avatares creados con inteligencia artificial para identificar y preservar las áreas encargadas de estas funciones.

Para ello se aplicó, por primera vez en el mundo, un test de inteligencia artificial con metahumanos (avatares) diseñado por el doctor, quien realizó esta operación pionera el 1 de febrero en el Hospital del Mar de Barcelona.

Paciente de 44 años

La cirugía se realizó a una mujer de 44 años con un tumor cerebral de bajo grado que afectaba a zonas críticas para las emociones, como el cíngulo y el cuerpo calloso, que se consiguió extirpar incluyendo estas áreas que durante mucho tiempo se han considerado «inaccesibles», mientras se comprobaba que la paciente era capaz de realizar las diferentes tareas.

En los días posteriores la paciente se ha presentado hasta el momento sin déficit en los procesos cognitivos. Es capaz de realizar todos los test con normalidad, explica el neurocirujano, quien expresa su agradecimiento a Gloria Villalba, jefa de Neurocirugía del Hospital del Mar.

Sistema de imágenes de «metahumanos»

El neurocirujano y Francisco Pérez, diseñador informático de inteligencia artificial 3D, han desarrollado un sistema de imágenes de «metahumanos» en movimiento para «mapear» las zonas críticas implicadas en identificar emociones complejas, pues Jesús Martín-Fernández pensaba que era insuficiente exponer sólo imágenes estáticas que se habían usado hasta ahora.

Con imágenes dinámicas se pueden identificar emociones complejas, estados emocionales que no se limitan a felicidad y tristeza, sino que la paciente ha sido expuesta a «clips» en los que debía identificar emociones «sociales»: celos, melancolía, frustración, picardía, vergüenza o fantasía.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias