14.4 C
Las Palmas
9 febrero 2023 12:20 am

Directo

Sanidad refuerza el servicio de terapias respiratorias domiciliarias

Canarias ha incrementado en más de un 15 % el número de sesiones de prestación de terapias respiratorias domiciliarias entre 2018 y 2021

Sanidad refuerza el servicio de terapias respiratorias domiciliarias
Imagen de recurso Consejería de Sanidad

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias invierte 34.744.017 euros en impulsar y reforzar el servicio de terapias respiratorias domiciliarias y otras técnicas de ventilación asistida en todas las islas para dar asistencia a aquellas personas que precisen estos tratamientos.

Con esta inversión se dará cobertura a aquellas personas que requieran de terapias respiratorias domiciliarias no reguladas con prestación farmacéutica que ofrecen a estos pacientes atención individualizada en su propio domicilio, lo que mejora la comodidad para el propio paciente y su entorno familiar, reduce los ingresos hospitalarios y aumenta la supervivencia.

La prestación de este servicio engloba las anualidades entre 2023 y 2026 y podrá incluir la prórroga, en su caso, por un año más hasta un total de cinco años.

Pacientes con enfermedades respiratorias diversas

Las terapias respiratorias domiciliarias constituyen un grupo heterogéneo de tratamientos dirigidos a pacientes con enfermedades respiratorias muy diversas que comparten, sin embargo, algunas características como la administración en el domicilio del paciente, la necesidad de tratamiento a largo plazo o de por vida e implican un gran impacto en la calidad de vida del paciente.

Según datos de la Dirección General de Programas Asistenciales del SCS, entre los años 2018 y 2021 se ha producido un incremento del 15,83 por ciento en el número de sesiones de la prestación de terapias respiratorias domiciliarias en Canarias.

Se estima que la prescripción de estas terapias tendrá una tendencia al alza en los próximos años, entre otras causas debido al envejecimiento de la población, la prevalencia de algunos factores de riesgo como el tabaquismo o la obesidad, la prevalencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o el síndrome de apnea-hipoapnea del sueño (SAHS), la fibrosis pulmonar, entre otras.

Relacionadas

Otras Noticias