23.4 C
Las Palmas
18 agosto 2022 2:28 pm

Directo

Dos mujeres denuncian pinchazos en la apertura de las fiestas de Vitoria

Las mujeres, tras sufrir los pinchazos, se acercaron a los puestos de socorro para denunciar. La Ertzaintza está investigando los hechos

Tres mujeres denunciaron haber sufrido pinchazos durante la bajada de Celedón, en Vitoria. Fuente: EFE

Dos mujeres han denunciado haber sufrido pinchazos durante la bajada de Celedón, el acto multitudinario con el que comenzaron este jueves las fiestas de Vitoria, según ha asegurado el alcalde de la capital alavesa, Gorka Urtaran.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la Ertzaintza. Así, se están investigando, si bien no se han producido denuncias por agresiones sexuales, según ha indicado Urtaran en Radio Euskadi.

El alcalde de Vitoria ha explicado que, después del txupinazo anunciador de las fiestas, dos mujeres se acercaron a los puestos de socorro. Allí, denunciaron que «habían sufrido algún pinchazo». A su vez, ha indicado que se ha activado «todo el protocolo». Incluye la atención sanitaria a las víctimas y la investigación policial.

«Ojalá se pudiera dar con estos desalmados que pretenden aguar las fiestas, especialmente a las mujeres, con este tipo de prácticas», ha señalado Urtaran.

Además, ha puesto de relieve que ayer había «50.000 personas» en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria para recibir a Celedón, donde se produjeron «tres casos».

«Esta especie de peste machista que se extiende por Europa y que pretende coartar la libertad de las mujeres, amenazarlas y restringir su derecho a disfrutar del espacio publico y las fiestas es absolutamente inaceptable e intolerable. Tenemos que ser muy contundentes con estos machitos depredadores que pretenden aguar la fiesta a todo el mundo», ha añadido Urtaran.

Los análisis no encuentran sustancias inoculadas

Los análisis realizados a las dos mujeres que sintieron pinchazos durante la bajada de Celedón no han encontrado sustancias que se les pudiera haber inoculado. Acudieron a uno de los puestos sanitarios de campaña desplegados para el chupinazo, donde recibieron las primeras atenciones.

Posteriormente se les hizo una análisis sin que se haya encontrado ningún tipo de sustancia.

Las víctimas no han interpuesto denuncia, aunque la Ertzaintza ha estado en contacto con los servicios sanitarios para conocer los detalles de lo sucedido.

Interior analiza 60 denuncias por pinchazos

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha elevado a 60 las denuncias que ya analizan las Fuerzas de Seguridad, con el objetivo de determinar «qué hay detrás». Así, se busca conocer si se trata de un fenómeno de sumisión química para cometer un delito o si lo que se persigue es crear una «sensación de inseguridad».

Grande-Marlaska ha garantizado en una entrevista en el programa ‘La hora de La 1’, de TVE, que los diferentes cuerpos policiales trabajan coordinados para «concretar y comprobar» si esos pinchazos buscan «la inoculación de sustancias tóxicas» para someter a la víctima y cometer un delito, fundamentalmente de carácter sexual.

Pero también para determinar «si hay otra voluntad detrás, como la de intentar trasladar una situación de inseguridad» y, sobre todo, «amedrentar a un colectivo» con un «discurso absolutamente machista de tratar de sacar al 50 % de la población, a las mujeres, del espacio público», ha subrayado el titular de Interior.

«Estamos trabajando en hacer un estudio individualizado de estos supuestos para determinar a qué obedecen», ha añadido.

El ministro ha instado a las víctimas, «esencialmente mujeres», para que, ante la «mínima creencia de haber sido objeto de un pinchazo, lo denuncien». Además, incita a que vayan a un centro de salud porque «hay tóxicos que son de muy rápida absorción».

«Esa conducta ya es delictiva», ha enfatizado Grande-Marlaska al recordar que el pinchazo ya constituiría un delito de lesiones con la circunstancia agravante de género. Después, ha dicho, se podrá determinar si ha habido inoculación con otra finalidad específica y si se puede ampliar la imputación.

El ministro ha recordado que la sumisión química no es algo nuevo. A su vez, comenta que las Fuerzas de Seguridad trabajan desde hace «mucho tiempo», con modificaciones legislativas para incrementar la respuesta penal. 

Relacionadas

Otras Noticias