18.4 C
Las Palmas
25 abril 2024 11:42 am

Directo

Desarticulada una organización criminal que regularizaba a migrantes en Canarias con documentos falsos

Alojaban a los migrantes en inmuebles ubicados en Gran Canaria, en circunstancias no aptas para ser habitados. De las cuatro personas detenidas, tres han ingresado en prisión, en Arucas y Las Palmas de Gran Canaria

Vídeo. Fuente: Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal que regularizaba a migrantes con documentos falsos. Se ha detenido a cuatro personas de las que tres han ingresado en prisión.

Alojaban a los migrantes en inmuebles ubicados en la isla de Gran Canaria que se encontraban bajo circunstancias no aptas para ser habitados y que no tenían las mínimas condiciones de salubridad ni higiene.

El entramado obtuvo unos beneficios que ascendieron a más de 250.000 euros en total. Los implicados recibían información de otras organizaciones criminales que se dedicaban al tráfico de personas acerca de las salidas de embarcaciones desde Marruecos.

Recibían información de los migrantes que llegaban a Gran Canaria

El entramado criminal se dividía en dos ramas diferenciadas. Una estaba asentada en Marruecos y la segunda en España. Sus integrantes se encargaban de la recepción de los migrantes que venían en embarcaciones desde Marruecos y arribaban en la isla de Gran Canaria. Gestionaban la manutención y su traslado a la península.

Los implicados se distribuían las diferentes funciones de piloto de embarcación, intermediario o responsable del cobro de dinero. Los miembros asentados en España gestionaban los trámites necesarios para adquirir las tarjetas de embarque y salir de la isla. Además se encargaban de recibir los pagos para los traslados y de controlar los inmuebles donde alojaban a los migrantes.

La red recibía información de organizaciones criminales que se dedicaban al tráfico de personas. Éstas les indicaban cuándo partían las embarcaciones desde Marruecos con destino a España y los datos de los migrantes que habían pagado por adelantado el alojamiento en nuestro país.

Una vez llegaban a Las Palmas de Gran Canaria, trasladaban a los migrantes a la península. Utilizaban inscripciones de nacimiento y certificados de empadronamiento falsificados para regularizarlos.

Viviendas insalubres

La red alojaba a los migrantes en inmuebles que se encontraban en circunstancias no aptas para ser habitados y que carecían de las mínimas condiciones de salubridad e higiene. Este espacio estaba controlado por miembros del entramado asentados en España. Desde Gran Canaria les facilitaban la salida hacia otros puntos del país y de Europa, con frecuencia dependiendo de la cantidad económica que cada migrante pudiera aportar al grupo criminal.

Los integrantes de la rama criminal establecida en España cobraban a cada migrante entre 250 y 400 euros, lo que dependía del lugar y trayecto de traslado e incluía su alojamiento y manutención además del viaje a la península.

En ocasiones, este tráfico migratorio debía hacerse vía aérea, lo que implicaba más trámites relacionados con la documentación que habilitase la entrada en España, así como la necesidad de acompañarlos a lo largo del trayecto con el objetivo de regularizar de manera fraudulenta su situación administrativa.

En estos casos, los implicados percibían en torno a los 4.000 euros por cada persona. Esta actividad criminal supuso la obtención de unos beneficios que ascendieron a un total de más de 250.000 euros.

La investigación ha culminado con la detención de cuatro personas, tres de ellas han ingresado en prisión, en Arucas y Las Palmas de Gran Canaria por los delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, falsedad documental, usurpación de bienes y pertenencia a organización criminal. Durante la operación se han llevado a cabo dos entradas y registros en las localidades de Arucas y Las Palmas de Gran Canaria y se han intervenido diversos dispositivos de almacenamiento de información.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias