15.4 C
Las Palmas
16 enero 2022 10:29 am

Directo

Vuelven cada martes las historias de ‘Vidas Cruzadas’

Regresan la noche de los martes las historias de ‘Vidas Cruzadas’ de la mano de la periodista Marisol Ayala. Esta semana, el programa se reincorpora a la programación de Televisión Canaria con testimonios de canarios que son un ejemplo de lucha y superación 

Ayala escuchando el relato de Manolo, uno de los protagonistas de esta entrega.

Vuelve a Televisión Canaria Vidas Cruzadas’ con historias reales de lucha ante las adversidades, superación y optimismo que sirven de ejemplo para la sociedad canaria. Este martes 28 de diciembre a partir de las 23.15 horas, la veterana periodista Marisol Ayala traerá 3 relatos únicos a los espectadores.

Con la derogación en 1978 de varios artículos de la Ley de Peligrosidad Social, la homosexualidad dejaba de ser un delito penal en España. Se iniciaba así el camino hacia los plenos derechos del colectivo Lgtbi español. Esta derogación fue celebrada especialmente por Manolo, quien desde niño sufrió en sus propias carnes las consecuencias de esta ley y que con 16 años fue condenado a prisión por su orientación sexual. Marisol, vieja conocedora de su relato, se reencuentra en ‘Vidas Cruzadas’ con Manolo para recordar que historias como la suya no pueden volver a repetirse.


En agosto de 2019, la solidaridad canaria quedaba demostrada cuando Sheila, una joven de Arucas de tan solo 20 años, hacía una petición de ayuda en redes sociales para someterse a una compleja operación en Alemania. Varios síndromes poco comunes entre los que destaca el Síndrome del Cascanueces, comprimían sus órganos hasta hacerlos colapsar. Los cuarenta mil euros de la operación fueron donados íntegramente por anónimos que respondieron a su petición. Marisol conoce muy bien historias como la de Sheila, historias en las que la sociedad canaria muestra su mejor cara: la solidaridad.

Ayala se reencuentra con la joven Sheila y su madre.

El juego online es la principal adicción en crecimiento. El perfil de sus usuarios es cada vez más joven. No controlar lo que se apuesta puede llevar a una persona a situaciones como la que durante años vivió Ricardo. Dilapidaba su salario mensual en cuestión de horas, y anteponía su deseo por jugar a cualquier prioridad, incluso gastaba el dinero de la alimentación de su familia. En los años de profesión de Marisol Ayala, hay relatos de historias como las de Ricardo. Personas a las que la ludopatía arrastró hasta un profundo pozo.

Relacionadas

EN DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

Otras Noticias