22.4 C
Las Palmas
20 octubre 2021 1:25 pm

Directo

Eufemiano Fuentes siembra dudas sobre las medallas de Barcelona’92

Eufemiano Fuentes habló sobre el dopaje en el deporte, los Juegos Olímpicos de Barcelona y los deportistas implicados en estos casos en una entrevista para el programa de televisión ‘Lo de Evole’, en La Sexta

Eufemiano Fuentes en un momento de la entrevista. Fotograma RTVC

El medico canario Eufemiano Fuentes, médico deportivo que durante gran parte de su trayectoria profesional trabajó para la Real Federación Española de Atletismo, equipos ciclistas y clubes de fútbol, asegura que si contara «todo» lo que sabe «caería alguna medalla» de las obtenidas por deportistas españoles en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92.

Eufemiano Fuentes habló sobre el dopaje en el deporte, los Juegos Olímpicos de Barcelona y los deportistas y equipos implicados en estos casos en una entrevista para el programa de televisión ‘Lo de Evole’, en La Sexta.

«No querían problemas, no querían positivos, pero querían resultados». De esta forma, Eufemiano Fuentes justificó sus viajes a países de Europa del Este en busca de técnicas y productos para el dopaje.

«Hice trampas y no conozco a nadie que no las hiciera», señaló el médico canario, «seguro de que alguien puede estar nervioso» ante lo que va a decir.

La justicia absolvió a Eufemiano Fuentes hace años en el juicio por el que se le juzgaba como presunto cabecilla de una trama internacional de dopaje en el deporte que tuvo que ver con las famosas Operación Puerto y Operación Galgo

Viajes a países del Este

«Esos países tenían la fama o la aureola de estar adelantados y hacer cosas que no se hacían en occidente. La prueba es que en los medalleros de campeonatos había países con menos habitantes de España que ganaban más», señaló.

«En esos viajes conocí algunas técnicas de dopaje. Me lo pagaban los organismos que me contrataban y uno era la federación. Visitaba lo que me dejaban ver porque los países del este también eran herméticos», confesó.

«La situación económica de ellos no era muy buena y cambiaba dólares por conocimientos para recuperar a deportistas de un esfuerzo intenso prolongado. El dinero lo sacaba de mi bolsillo y la RFEA sabía que iba a aprender técnicas para mejorar el rendimiento. No está por escrito, me pueden demandar, pero ellos querían que nuestros deportistas compitieran en igualdad de condiciones que los suyos», apuntó.

Eufemiano desveló que en esos tratamientos «más que fármacos había sueros inyectables y que al inyectarlo retrasaban la aparición de la fatiga«.

«Estaba la federación al corriente», señaló el médico, que fue preguntado por si hubo deportistas que compitieron en Barcelona’92 que requirieron de sus servicios.

Deportistas en Barcelona’92

«Fui médico de igual quince deportistas. Las olimpiadas se preparan por ciclos, a cuatro años vista, y los servicios los pagaban los atletas», declaró Eufemiano, que desveló que en dos ocasiones quedó con dos atletas, uno de ellos Fermín Cacho.

«A Fermín lo vi en una cafetería y al otro en la grada. Me pedían privacidad. Mi satisfacción era hacer bien mi trabajo y cobrar por ello, pero no voy a dar una serie de nombres que no di hace quince años cuando fui detenido», manifestó.

Tras esta afirmación, Jordi Evolé fue desgranando una serie de nombres para preguntarle sí les ayudó. De Daniel Plaza y Antonio Peñalver afirmó que «no» y de Javier García Chico «digamos que no».

Al ser preguntado por Fermín Cacho la respuesta cambió: «Si te digo que no me acuerdo no me lo vas a creer pero blanco y en botella». Y posteriormente subrayó que al exatleta soriano le sometió a «expansores de plasma, reductores de ácido láctico, estimuladores naturales de las hormonas testosterona o aminoácido».

El médico canario dijo que si contara todo lo que sabe «caería alguna medalla de Barcelona’92» y aseguró que por ese motivo no quiere decirlo.

«Creo que sí hubo dopaje en Barcelona’92 pero no lo puedo demostrar. Algunos medallistas recurrieron a sustancias dopantes. Tantos años después es casi indemostrable pero sí querellable y en eso no me quiero ver. No lo cuento por coherencia profesional y no estoy dispuesto a entrar en una guerra sin cuartel sobre los aludidos», apuntó.

Juegos de Pekín

Durante la entrevista, Eufemiano Fuentes también desveló que Fermín Cacho ejerció de intermediario de Jaime Lissavetzky, presidente del Consejo Superior de Deportes de 2004 a 2011, para «preparar al equipo español» para los Juegos Olímpicos de Pekín.

«Las circunstancias en ese momento no me lo permitían. Él me ofreció trabajar de manera oficial, igual que en los años ochenta. Le dije que no y creo que me quisieron sacar del sistema. A raíz de eso pudieron pensar que si no trabajaba con ellos no trabajaría con los demás. Si quisiera hacer un ajuste de cuentas lo habría hecho», dijo Eufemiano, que también elogió al exatleta soriano.

«Fermín es un corredor y atleta excepcional, el mejor de la historia de España. Fermín no era un burro. Que en algún momento le haya ayudado, indicado o sugerido para mejorar su rendimiento no quita para que ganara lo que ganó. Mi relación con Fermín siempre fue buena», aseveró.

«Trampillas»

Eufemiano también aseguró que durante su trayectoria profesional ha hecho «trampillas que han dado un gran beneficio a deportistas que ya de por sí se castigan mucho con su trabajo».

«Yo he utilizado productos dopantes antes de ser incluidos en las listas prohibidas», apuntó el médico canario, que también trabajó con equipos ciclistas.

«En ciclismo trabajaba la recuperación, que es lo fundamental en este deporte. Muchas veces no esperaba que el ciclista llegara al hotel. Si el equipo tenía caravana ahí mismo empezaba el proceso de recuperación», manifestó.

Por último, Eufemiano Fuentes también sugirió que trabajó con equipos como la Real Sociedad. «Blanco y en botella leche». Y sobre el Real Madrid fue tajante. «No voy a contestar a esa pregunta pero no quiere decir que sea así».

«Ahí lo dejamos. O me callo o te digo que no, elige la respuesta», concluyó.

«Extraoficialmente era a veces contratado o requerido para asesorar a técnicos o médicos de equipos en el control, seguimiento, recuperación y ayuda de jugadores. Y cobraba por ello. Por expreso deseo no me podían pagar a mi y entonces decía que le pagaran a otra persona. Hubo contacto en dos ocasiones con el Barcelona pero no se llegó a un acuerdo», concluyó.

Relacionadas

EN DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

Otras Noticias