21.4 C
Las Palmas
1 octubre 2022 12:09 am

Directo

El Festival de Música de Canarias rinde homenaje a Saramago

Los escritores Elsa López y Alexis Ravelo leerán textos del escritor portugués en ‘Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz’ de Haydn dirigida por Jordi Savall

El músico catalán Jordi Savall dirigirá «Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz», de Haydn, con textos de José Saramago leídos por los escritores Elsa López y Alexis Ravelo, en un homenaje del Festival de Música de Canarias al centenario del nacimiento del autor portugués.

Los conciertos serán este martes en el Auditorio de Tenerife, el miércoles en el Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y el jueves en los Jameos del Agua de Lanzarote, según ha recordado este lunes el Festival de Música de Canarias en un comunicado.

«Una de las obras más maravillosas»

Para Jordi Savall, «Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz» es una de las “obras más maravillosas que se han compuesto en la historia de la música».

«Son palabras muy profundas las que dice Jesús antes de morir y Haydn compuso todas esas reflexiones con música lenta. Por tanto, es una música de una gran profundidad, de una gran belleza y de una gran intensidad”, afirma el director y violagambista en declaraciones facilitadas por el Festival.

En su opinión, los textos que hizo el premio Nobel de Literatura “son tan maravillosos «que hace que esta combinación de música sea a la vez de una profundidad histórica, milenaria y, al mismo tiempo, extremadamente actual, porque los textos de Saramago nos sitúan en lo más esencial de nuestra vida cotidiana. Con todas sus injusticias, con toda la absurdez de lo que pasa en la vida de las personas”.

Agrega que “cuando a Saramago dice en la voz de Jesús “Padre, padre, ¿por qué me has abandonado?” y Jesús dice después “No sé por qué te hago esta pregunta, cuando sé que has abandonado al hombre a lo largo de su historia”, es una reflexión profunda sobre la imperiosa necesidad de encontrar sentido a las cosas que pasan en la vida.

Savall, que había grabado la obra de Haydn en 1991, se pregunta «si podemos disfrutar hoy plenamente del mensaje que Haydn nos quiere transmitir con su música, si podemos gozar de su dimensión estética sin percibir la espiritual”.

Relacionadas

Otras Noticias