16.4 C
Las Palmas
25 enero 2022 10:28 am

Directo

Fiscalía pide cárcel por un vídeo falso de una violación atribuida a un menor migrante

La Fiscalía pide dos años de cárcel y una multa de 6.480 euros para un tuitero acusado de difundir noticias falsas sobre inmigrantes

Agente fuera de servicio ayuda a un anciano al que estaban robando
Imágenes de archivo de la Policía Nacional

La Fiscalía pide dos años de cárcel y una multa de 6.480 euros para un tuitero acusado de difundir noticias falsas sobre inmigrantes, entre ellas un vídeo que atribuía a un menor migrante una brutal agresión sexual a una mujer en Canet de Mar (Barcelona) que en realidad había sucedido en China.

En su escrito remitido a un juzgado de Martorell (Barcelona), la Fiscalía acusa de un delito contra los derechos fundamentales al tuitero, J.J.M.F., cuya cuenta tenía cinco millones de seguidores, y pide que se le inhabilite para ejercer profesiones relacionadas con la educación, el deporte o el tiempo libre durante los cinco años posteriores a la pena de cárcel impuesta.

Según sostiene el ministerio público, a lo largo de 2019 el acusado difundió informaciones falsas desde su cuenta de Twitter, movido por su «animadversión y rechazo a los inmigrantes extranjeros de origen marroquí y entre ellos a su sector más vulnerable, como son los menores no acompañados».

El vídeo por el que se pide cárcel llegó a tener más de 21 mil visualizaciones

Concretamente, el 1 de julio de 2019 publicó un vídeo -que llegó a ser visualizado 21.900 veces- de una brutal agresión de un hombre a una mujer, a la que intenta violar, acompañado de un texto en el que atribuía esos hechos a un mena marroquí de Canet de Mar.

«Aquí tenéis el vídeo del mena marroquí de Canet de Mar, a esos que le vamos a dar la paguita hasta los 23 años, los niños de Pedrito Piscina. Por cierto, luego para más INRI la viola, estos energúmenos y estas manadas de marroquíes no saldrán en los medios», rezaba el texto.

El vídeo, no obstante, corresponde a una agresión ocurrida en junio de 2019 en China que había sido difundida por las autoridades del país para lograr identificar al autor de los hechos mediante la colaboración ciudadana.

Según la Fiscalía, el acusado pretendía «difamar de forma global e injusta a todos los menores no acompañados procedentes de otros países», contribuyendo así a «despertar o aumentar entre la población los prejuicios y estereotipos contra este colectivo de personas, especialmente vulnerables, con el consiguiente riesgo de generar sentimientos de rechazo y hostilidad social frente a ellos».

De hecho, añade el escrito, el perfil del acusado contenía «múltiples publicaciones de naturaleza xenófoba y racista,» con informaciones «deformadas y/o falsas sobre los inmigrantes en general, todas ellas presididas por idéntico rechazo frontal a la presencia de extranjeros en España».

No fue el único mensaje que publicó contra los inmigrantes

Para el fiscal, «con su publicación y difusión masiva sabía que generaba o podía generar entre la población sentimientos de rechazo, fobia y aborrecimiento» contra los extranjeros, especialmente magrebíes o musulmanes.

A modo de ejemplo, el fiscal recuerda que el portal de Twitter del acusado, cerrado por orden judicial en marzo del año pasado, publicó en su portada el controvertido cartel de Vox: «Viuda española: pensión de 360 euros al mes. Mena marroquí; casa, comida, salud y 660 euros».

Imagen
Cartel de Vox en el metro de Madrid

Entre otras publicaciones xenófobas, el tuitero reprodujo la fotografía de dos jóvenes magrebíes a los que atribuía la violación de una niña de 14 años, un supuesto anuncio de la Junta de Andalucía sobre un curso de conducción de camiones gratis solo para inmigrantes o un cartel con el lema: «Españoles, ¿hasta cuándo se va a seguir permitiendo que los moros violen a nuestras mujeres?»

Otro de los mensajes que recoge la Fiscalía en su escrito es un fotomontaje de un hombre que se pregunta cómo solucionar el problema de los menas, al que responde un sonriente Hitler con el dedo índice alzado.

También difundió el acusado una imagen con el lema «debemos asegurar la existencia de nuestra raza y un futuro para los niños blancos», la célebre frase del líder del Ku Klux Klan David Lane, rubricada por una cruz céltica, símbolo utilizado habitualmente por los supremacistas.

Relacionadas

EN DIRECTO

Canarias Radio
Directo
Canarias RadioDirecto

Otras Noticias