21.4 C
Las Palmas
26 septiembre 2022 7:24 pm

Directo

La suspensión del servicio del AVE ha afectado a 22 trenes y 7.200 pasajeros

La suspensión del servicio de alta velocidad por el robo de unos 600 metros de cable de fibra óptica en Cataluña ha provocado la suspensión de 22 circulaciones de trenes y ha afectado a más de 7.200 pasajeros de la línea Madrid-Zaragoza-Barcelona-Figueres Vilafant.

Según ha informado ADIF, la circulación de trenes se ha suspendido entre las 06.00 y las 11.00 horas por una incidencia en la infraestructura entre Figueres Vilafant (Girona) y l’Arboç (Tarragona) ocasionada por el corte y sustracción de unos 600 metros de cable de fibra óptica y de señalización en un tramo de la vía.

Para facilitar la movilidad de los viajeros, Renfe ha gestionado trenes especiales «en la medida de lo posible», según ha informado la operadora.

Así, ha salido un tren a las 08.57 de Madrid a Camp de Tarragona, efectuando paradas intermedias en Guadalajara, Calatayud, Zaragoza, Lleida y Camp de Tarragona y otro entre la capital española y el Camp de Tarragona a las 11.00 horas.

A las 09.15 horas la compañía ha operado un tren entre Zaragoza y Madrid con paradas en todas las estaciones.

También se ha habilitado un tren que ha salido a las 10.30 horas desde la estación Barcelona-Sants hasta la de Valencia por línea convencional.

En Cataluña, Renfe ha dirigido a los clientes de Figueres y Girona hacia Barcelona en los servicios de Rodalies.

La compañía ofrece a los viajeros afectados por esta incidencia la posibilidad de cambio o anulación de billete sin ningún coste.

El robo de 600 metros de fibra óptica provoca suspensión de alta velocidad
El robo de 600 metros de fibra óptica provoca suspensión de alta velocidad. EFE

600 metros de cable de fibra óptica

El robo de este material ha sido calificado de «acto vandálico» por Adif.

Adif comunicó a las empresas operadoras, Renfe Viajeros y Ouigo, la suspensión del tráfico ferroviario entre las estaciones de Camp de Tarragona y Figueres-Vilafant. A su vez, las operadoras trasladaron a Adif la supresión del servicio en toda la Línea de Alta Velocidad.

Técnicos de Adif se han desplazado hasta distintos puntos del trayecto. Han detectado diversos cortes de cable de fibra óptica en las dos vías. Se trata de un tramo de unos 200 metros en el entorno del punto kilométrico 545, entre L’Arboç y La Pobla de Montornès, en la provincia de Tarragona.

Según las primeras estimaciones, se habrían sustraído unos 600 metros de cable de fibra óptica y de señalización. Adif lo ha puesto en conocimiento de los Mossos d’Esquadra.

Adif ha movilizado varios equipos técnicos de telecomunicaciones y señalización para agilizar la puesta en servicio de la línea.

El gestor de infraestructuras ha condenado «enérgicamente» este «acto vandálico». Ha sido denunciado ante las autoridades policiales y lamenta las molestias que esta situación está provocando en los usuarios.

Relacionadas

Otras Noticias